Agosto y la volatilidad

Parece que este año sí se cumple la maldición del mes de agosto y cuando los que nos dedicamos a esto de las inversiones pensábamos que los mercados nos iban a dejar chapotear a gusto, nos llevamos un revolcón. El lío de Pyongyang ha interrumpido el agradable sopor veraniego en el que las bolsas se habían instalado. A pesar de ello, no parece que el tema vaya a ir a mayores. El cruce de exabruptos por parte de los dos pintorescos líderes ha sido una buena excusa para que las Bolsas hayan caído algo más de un 2% en la semana que menor volumen de negociación registran los mercados en todo el año.

EQED - JRIQuizás lo más sorprendente es que estas caídas han roto con los titulares con los que la prensa especializada abría la crónica bursátil días tras día: los nuevos máximos de la Bolsa americana. El último máximo histórico tuvo lugar el lunes pasado, y después de dos o tres días en los que lo más significativo ha sido un movimiento algo mayor de la Bolsa americana y algún titular altisonante –que no ha conseguido romper la inercia veraniega– todo apunta hacia que aquí no se ha roto nada.

En unos días, cuando se pase página a la última polémica que nos ha regalado el presidente americano, los cronistas volverán a abrir con lo que se había convertido en una bonita forma de arrancar estos días de asueto: el Dow Jones supera su máximo histórico.

El mes de agosto, a pesar de las sensaciones encontradas que todos podemos tener por los acontecimientos que han ocurrido durante los últimos años, es un mes en el que las Bolsas no hacen mucho debido, fundamentalmente, a que los que toman las grandes decisiones no se encuentran en estos momentos en la oficina.

Cuando dentro de unas semanas, ya en el mes de septiembre, echemos la mirada atrás, es muy probable todo quede en un movimiento puntual y nadie recuerde lo que pasó en las Bolsas durante los primeros días del mes de agosto.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.