Por qué he aumentado el peso en banca española

Tras el mal arranque de año que ha tenido el sector, merece la pena explicar algo más el valor que creo que tienen los bancos españoles. En primer lugar, hay que enfatizar que las dudas que han sobrevolado el sector en estas semanas no afectan directamente a las entidades de nuestro país. Por un lado, porque el riesgo que las instituciones españolas puedan tener abierto respecto a posibles quebrantos provocados por la caída del precio del petróleo es, a efectos prácticos, nulo. Y por otro, las dudas sobre la capitalización de la banca europea no son extrapolables al caso nacional, pues ha ido por delante en el proceso de reconocimiento de pérdidas y reconstrucción del capital. En cualquier caso, ambos problemas están localizados y no suponen un riesgo para el conjunto del sistema.

Por otra parte, en nuestro caso, la publicación de resultados está sirviendo para desmentir el mantra de que no es rentable. En el entorno de competencia actual, tras la enorme restructuración del sistema, la presión en márgenes –si acaso– ha disminuido. Las grandes tendencias de la banca minorista española se pueden resumir en (1) una estabilización del diferencial de tipos al que se contratan los créditos, (2) la reducción del coste de los depósitos bancarios, (3) la fuerte caída de la mora y (4) el incremento progresivo de las comisiones. Todo ello en un entorno en el que, como aclaró Draghi hace pocos días, la banca europea no tiene problemas de capital y la armonización de los criterios para provisionar no van a suponer mayores dotaciones.

Cotización del BBVA

Así, la ausencia de rentabilidad no constituye un argumento válido, aunque no por ello las entidades van a dejar de utilizarlo como coartada para la inminente última fase del proceso de concentración del sector en Europa. El BCE quiere fusiones transfronterizas, el supervisor español quiere que las antiguas cajas se integren en los bancos grandes y los bancos grandes quieren aumentar su cuota de mercado en el mercado español. Además, es posible que algún extranjero aproveche la oportunidad de –por fin– entrar en un mercado en el que hasta ahora ha sido imposible alcanzar una cuota de mercado decente. El baile de sillas está a punto de empezar y estamos viendo los nervios propios de los días previos.

Extracto de la Carta de Gestor de José Ramón Iturriaga de Enero 2016. Puede leerla completa aquí.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

2 comentarios

  1. Buenos días ,según tu artículo, que bancos son los más interesantes para invertir ahora. Yo estoy invertido en el Santander con unas minusvalia s muy fuertes, que opinas del San.Muchas gracias

  2. Buenos días, Santander es el único banco cotizado junto con Liberbank que no tengo actualmente en la cartera. Cotiza barato sin ningún lugar a dudas. Sin embargo es un banco en el que el management nunca ha trabajado para el accionista. Así era antes y veremos como es de ahora en adelante. Sin embargo prefiero mirarlo desde la barrera.
    gracias a ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.