Bancos centrales: en la dirección correcta

En las últimas semanas hemos visto de todo en los mercados. La mayor caída de la historia del Ibex 35, la mayor caída de la Bolsa americana desde 1987, la mayor subida de la Bolsa americana hace casi un siglo o la mayor subida acumulada en tres días de la Bolsa americana desde 1931. También hemos visto el mayor incremento de la volatilidad desde 2008 y la caída más rápida de la Bolsa de la historia. Y solo hemos hablado de la Bolsa ya que si ampliáramos el abanico a otros activos, la lista de los hitos financieros durante las últimas semanas daría para rellenar toda la página.

Este comportamiento define la actual locura en la que están inmersos los mercados, en las que tratar de establecer relaciones de causalidad no tiene sentido alguno.

Lo más importante de lo que hemos visto en los últimos días ha sido la normalización de los diferenciales de los tipos de interés en los bonos de distinta clase. Las medidas que han adoptado los bancos centrales han servido para que las aguas vuelvan a su cauce en pocos días. Recuperar algo de cordura en el mercado de crédito ha servido para tranquilizar el resto de mercados.

Los movimientos en la última semana son la mejor prueba de que las medidas adoptadas por las autoridades monetarias son efectivas. Tener tan reciente la crisis de 2008 ha servido para que actúen con celeridad y contundencia. No hay debate sobre lo que hay que hacer y todos reman en la misma dirección, tienen los medios y la determinación. Esta crisis de actividad no se va a convertir de ninguna manera en una crisis financiera. El tiempo que compran los bancos centrales es más valioso que nunca y el buen funcionamiento del sistema financiero, como correa de transmisión de estas medidas, va a ser clave para la deseada vuelta a la normalidad.

Hoy los bancos no son parte del problema, van a ser parte de la solución. Una parte muy importante por el papel que desempeñan como pieza esencial para que los graves problemas de liquidez que va a sufrir el tejido productivo no deriven en problemas de solvencia.

Los pasos van en la dirección correcta y los mercados van a ser un buen termómetro. Aunque lógicamente seguirán las idas y venidas, porque la volatilidad sigue a niveles extraordinarios, lo visto la semana pasada resulta alentador.

artículo publicado en ABC.

Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.