Carta del Gestor | Junio 2018

En junio las bolsas han recuperado parte de la caída que experimentaron en el mes anterior. La guerra comercial, las idas y venidas del gobierno populista italiano y, en menor medida, los problemas internos de la canciller alemana, Angela Merkel, han protagonizado las cuitas del mercado. Sin embargo, y por mucho que algunos se empeñen, no parece que estos cuentos se puedan alargar mucho más. En este periodo, el fondo ha subido un 0,93%, mientras que su índice de referencia, el Ibex 35, se ha revalorizado un 1,66%. En lo que llevamos de año, el fondo le saca al índice un 10%.

Sin duda, la amenaza más grave continúa siendo el perfil de Twitter del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, su propia inconsistencia le delata y constituye la mejor muestra del limitado alcance de sus iniciativas. La respuesta de la industria estadounidense es el mejor síntoma de que a Trump no le queda mucho que exprimir de esta baza, por lo que resulta poco probable que tense mucho más la cuerda.

Portadas como la que vimos hace pocos días en Financial Times, en la que se recogía la amenaza del fabricante estadounidense de motos Harley-Davidson de retirar parte de su producción de Estados Unidos si continuaba la escalada proteccionista, representa solo la punta del iceberg, puesto que la respuesta de las grandes empresas del país puede ser mucho mayor. Y, desde luego, cualquier anuncio por parte de estas compañías- como Boeing, Caterpillar, Apple o similares-, amenazando con trasladar sus centros de producción a otros países, sería totalmente contrario a los objetivos de la estrategia populista del presidente Trump. Se impone la máxima de que con las cosas de comer no se juega.

Con algo más de perspectiva temporal podemos confirmar que la crisis italiana debería servir para zanjar el eterno debate sobre el euro: ni siquiera un ‘gobierno frankestein’ como el italiano, de corte absolutamente populista, ha sido capaz de mantener más de cinco minutos sus planteamientos eurófobos. Y ha bastado un repunte de la prima de riesgo. Así, al igual que en el caso de Estados Unidos, los populismos en Europa han topado con los límites de sus políticas: no hay atajos dentro del euro.

Y, por último, los temas de política nacional de los distintos países miembros de la Unión Europea – España incluida -son asuntos locales que no tienen mayores consecuencias en los mercados. Por mucha importancia que se quiera dar -y puede que lo tengan en su ámbito de competencia-, los mercados se han instalado en un punto de mayor relativismo, lo que sin duda es de agradecer.

En lo que respecta a los fundamentales no hay muchas novedades. Las cosas avanzan razonablemente bien y parece que la desaceleración de la primera parte del año en las economías desarrolladas se ha debido, sobre todo, a temas estacionales. Los datos anticipan que la segunda parte del año probablemente será mejor que la primera.

Y en lo que respecta a la política del Banco Central Europeo, el gran debate de ahora en los mercados, mi razonamiento es muy simple: no tengo duda de que en Europa vamos a seguir los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que tratar de anticipar la fecha exacta del comienzo de la normalización de los tipos de interés es del todo baladí.

Composición de la cartera junio 2018

Composición de la cartera

En el último mes no se han hecho cambios en la cartera. Con todo, conviene recordar que la rotación este año está siendo algo más alta que en otros ejercicios, debido, exclusivamente, a las circunstancias del mercado. Las opas sobre Europac y NH han propiciado su salida de cartera. Y a principio de año vendimos las televisiones (Mediaset y Atresmedia) por la enorme disrupción que están sufriendo sus modelos de negocio. Han entrado Sacyr, ACS, Inditex, Metrovacesa y Mapfre, al tiempo que hemos incrementado el peso en el sector financiero.

Bancos, inmobiliarias y constructoras continúan siendo son los sectores que más pesan en la cartera. Y en el caso de la banca y las inmobiliarias, creo que la distorsión en valoración tanto absoluta, pero –sobre todo– relativa, es tal que lo más probable es que la actividad corporativa continúe. Más aún cuando la percepción del riesgo se normalice como ha pasado en los últimos días.

Visión de mercados

Tras el comportamiento del mercado en los últimos meses, nos encontramos en un punto en el que o suben los precios de muchas cotizadas o las posibilidades de alguna operación corporativa aumentan exponencialmente. Es probable que en los próximos meses asistamos a una mezcla de estas dos circunstancias.

José Ramón Iturriaga

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.