Crecemos, luego cabalgamos

La semana pasada fueron muchos los datos macro que conocimos. Y menos mal que las cosas no están como para escribir a casa, porque de haber sido de otra manera no me quiero ni imaginar qué datos se hubieran publicado.

Para empezar por la primera economía del mundo, a los datos de crecimiento de Estados Unidos del primer trimestre de este año –que ya comentamos la semana pasada–, se unieron los de empleo del mes de abril: 3,6%, el nivel más bajo de paro desde diciembre de 1969. Y los sueldos siguen creciendo por encima del 3%.

En Europa las sorpresas solo tuvieron un color y los datos sobre la evolución del PIB de enero a marzo de 2019 doblaron las expectativas que estaban, como muchos han cacareado, bajísimas. Europa creció el primer trimestre del año un 0,4%. Francia va cogiendo tracción a pesar de los «chalecos amarillos» e incluso Italia ha sorprendido dejando atrás la recesión técnica.

España continúa liderando el crecimiento en la zona euro, con un 0,7% en el trimestre, lo que es una cifra superior a los últimos trimestres y que dejaría el año más cerca del 2,5% que del 2%, que es lo que espera el personal. Crecimiento de calidad con inversión directa, exportaciones y consumo tirando del carro.

Parece que una vez más el mercado se ha pasado de frenada a la hora de calibrar los riesgos. Y como pasó anteriormente con alguno de los «trending topic» anteriores –Brexit, guerra comercial, Gobierno italiano–, se han magnificado los peores desenlaces posibles.

Es un hecho que los bancos centrales van por detrás de los acontecimientos, pero la pelota volverá a su propio tejado a medida que se confirme que los miedos macro han sido una tormenta en una taza de té. Ahora les tocará ir cambiando el discurso sin que eso deba suponer mayores dramas: todo será por las buenas razones, sobre todo porque la economía se está comportando mejor que lo que todos creíamos.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.