Crecimiento mundial

Tras dos años de crecimiento sincronizado en la economía mundial, empiezan a surgir las primeras dudas sobre el recorrido futuro de esta tendencia. Los agoreros ya le han puesto fecha: en 2020 Estados Unidos, según ellos, entrará en recesión. Tras más de diez años de crecimiento, ya toca. Esto es lo que vienen a decir los sesudos analistas de los bancos de inversión. Y sin duda podría ser, aunque de momento no hay ningún síntoma de que la economía norteamericana este empezando a capotar.

EQED-jriturriaga-20180716El crecimiento sigue fuerte, el consumo está empezando a coger tracción, los sueldos están reaccionando y la política monetaria sigue sin ser restrictiva. En cualquier caso, resulta perfectamente posible que la economía norteamericana se enfríe poco a poco y entre en recesión en 2020.

Ahora bien, conviene recordar que desde el punto de vista técnico que una recesión supone dos trimestres consecutivos con una contracción del producto interior bruto (PIB). Algo posible y sin duda negativo, pero no podemos confundirlo con un desastre tan grave y profundo como el que hemos vivido durante la última década.

Por lo tanto, la economía norteamericana entrará o no en recesión como muchos dicen en 2020 pero no hay que tener miedo a repetir lo vivido los últimos años. Es más, lo más probable por el hecho de haberlo vivido hace no tanto –y aunque resulte contraintuitivo– es muy poco probable que en los próximos muchos años podamos vivir nada si quiera parecido.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.