El descaro de las Bolsas europeas

Es octubre y las Bolsas suben. También ha empezado a llover, pero quizá sorprenda más lo primero por tratarse de un mes en el que, como dicen los que saben de esto, las Bolsas tradicionalmente lo hacen mal. El mercado ha pasado página y parece aproximarse a un siempre sano relativismo hasta ahora olvidado por la urgencia del último tuit. Todo ello sin que se hayan aclarado las incertidumbres a las que los conspicuos pesimistas se agarraban últimamente para justificar la mal llamada prudencia, escudo de muchas cosas.

abc-24-10-2016-jriturriagaAdemás, el mercado parece estar empeñado en desafiar todos los mantras con los que llevamos conviviendo más tiempo del recomendable para la salud mental de los abnegados observadores de corte contrarian. Las Bolsas europeas ascienden sin que lo hagan las americanas. Incluso se han atrevido a subir cuando los principales índices estadounidenses caían. ¡Dónde se ha visto tanto descaro! La española en concreto es de las que mejor comportamiento está teniendo en las últimas semanas. Están locos estos romanos.

Para más inri, son los bancos los que están tirando del carro sin que aquellos que han hecho de su desaparición su forma de vida hayan tenido tiempo para desdecirse. Ya nadie respeta nada. Son muchas las veces que la Bolsa ha llevado la contraria a la mayor parte de inversores y analistas. Sin embargo, en vez de buscar culpables, resulta más práctico explicar que para ganar dinero en los mercados no hay que anticipar lo que pueda pasar en los próximos días, semanas o meses, sino saber en qué se invierte y hacerlo con argumentos sólidos y una fuerte convicción.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.