Divisas, más que un algoritmo

El cielo parece ser el límite para la famosa criptomoneda. Sube todos los días y en poco más de un año ha multiplicado su valor por no sé cuántas veces. La ciberdivisa parece ser el punto de encuentro entre liberales de salón, techis y criminales. Cada uno por distintas razones, qué duda cabe, pero celebrando al unísono las bondades de esta nueva divisa. Y por mucho que lo estudio sigo sin entenderlo bien y puede desprender cierto tufillo a esquema Ponzi con altas cotas de sofisticación. Detrás de esta moneda no hay más que un algoritmo -con lo que eso quiera decir- que controla la oferta, y las contrapartidas en el ciberespacio son otros tenedores de bitcoins directamente, sin intemediarios.

No hay nada que lo respalde -el nirvana de los liberales, una moneda sin bancos centrales- y se desconocen las razones que hay tras sus fluctuaciones. Las transacciones en esta divisa no dejan rastro, algo muy apreciado en el mundo del hampa, y su indudable éxito es celebrado por los internautas como un muro más que han logrado derribar.

En mi caso tengo que reconocer que no consigo encontrar el ángulo. Y no entiendo bien su funcionamiento ni su utilidad. Más allá de la opacidad, no consigo entender las ventajas relativas al resto de divisas establecidas. No hay seguridad jurídica, su funcionamiento es una caja negra y, en principio, podría ser replicado fácilmente. Desde luego que en mi opinión no constituye un activo invertible, porque en ningún caso se puede considerar un activo financiero.

Todo lo anterior no es óbice para que siga subiendo. Hasta el infinito y más allá. Pero si por un casual algún día desaparece, que sus avariciosos tenedores no se den golpes en el pecho y exijan su dinero de vuelta. Un sistema fiduciario como el actual, sobre el que se construyen las divisas en el mundo, necesita algo más que un algoritmo para sostenerse.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *