El año que empieza

Y para el año que viene, ¿qué podemos esperar? Como siempre por estas fechas, toca tirar de bola de cristal y retratarse con una serie de previsiones que en el mejor de los casos se les habrán olvidado cuando, dentro de un año, vuelva a tirar de un tema tan socorrido. Así las cosas, creo que resulta más útil hacer una reflexión sobre por dónde pueden ir lo que son hoy los grandes temas que marcan el paso a los mercados.

En primer lugar, la política monetaria. Y se puede reducir todo a una pregunta: ¿en qué va a quedar la revisión estratégica recientemente anunciada por la flamante presidenta del Banco Central Europeo? ¿Va a ser la coartada que les permita salir del rincón en el que les ha metido el mercado? Es algo que conoceremos el año que estamos a punto de estrenar. Es muy difícil anticipar cambios en la política monetaria y su profundidad. Lo que está cada día más claro es que los inconvenientes de mantener los tipos de interés en negativo son evidentes y empiezan a ser mayores que sus beneficios. Ahora, debido a los volúmenes de dinero que hay invertidos en renta fija, pasar de las musas al teatro no es tarea fácil. Parece que Lagarde tiene lo que hay que tener para coger el toro por los cuernos. Veremos en qué queda.

Lo que pase con la renta fija marcará el comportamiento del resto de los activos durante el año que viene. En Bolsa lo más importante será comprobar si lo vivido desde verano a esta parte ha sido un alto en el camino en lo que respecta al comportamiento sectorial de los últimos años o el principio de un nuevo ciclo.

Hay que recordar que aquello que puede sorprender a los mercados no es nada de lo que llevamos a vueltas los últimos tiempos. Lo que sorprenda, de haberlo, será algo de lo que ahora no hablamos. Por definición, normalmente no conocemos aquello que de verdad puede mover lo mercados.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.