El dedo en la llaga

A la hora de escribir estas líneas no se sabe todavía el resultado de la cumbre la Unión Europea para la aprobación del Fondo de Recuperación. Las últimas noticias apuntan a que podría haber acuerdo con condiciones más exigentes, lo que podría leerse como una victoria de los autodenominados «frugales» frente a los países del sur, y en concreto del Gobierno de España.

El primer error quizás sea caer en esa retórica de vencedores y vencidos, que no ayuda a valorar la importancia del momento en el proceso de construcción europeo. Lo segundo es no entender que, con independencia de cómo se presenten, la necesidad de las reformas de las que se está hablando está fuera de toda duda. No es que un país concreto se empeñe en meternos el dedo en el ojo por deporte, es que son carencias que llevan mucho tiempo identificadas y que no se han solventado por el enorme coste político que tienen.

La debilidad de nuestro modelo laboral o la insostenibilidad de nuestro sistema de pensiones, por citar los ejemplos más polémicos, están más que demostradas. Hasta ahora solo se han dado tímidos pasos en la dirección correcta cuando al gobierno de turno no ha tenido más remedio; por ello nuestros socios tratan de aprovechar el momento para darnos un empujón.

Con independencia de lo que haya pasado esta madrugada, tengo pocas dudas de que Europa va a estar a la altura de las circunstancias. Más en un momento como el actual, que ya se define como el momento Merkeliano. Se llegará a un acuerdo sobre el tamaño del fondo, el importe de las transferencias y la condicionalidad de estas para que la aprobación se haga por mayoría. Europa responderá como siempre ha hecho y ahora que Alemania ha decidido impulsar la transformación del sistema fiscal europeo para salvar al mercado único, hay un incentivo añadido de gran calado.

España, hasta ahora, no ha sabido estar a la altura. A la cumbre europea no hemos ido más que con demandas de solidaridad mal entendida, que no ha ido acompañadas de ningún compromiso reformista, ni de un Presupuesto consensuado entre los dos grandes partidos. La situación requiere más, están a tiempo de enmendarse.

Artículo publicado en ABC.

Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.