El impacto en las cuentas bancarias de la crisis

La semana pasada comenzó la publicación de resultados bancarios del primer trimestre. Y aunque todavía no recogerán gran parte del impacto en sus resultados el parón económico en el que estamos inmersos, merece la pena conocer qué van contando. El primer banco en publicar fue Bankinter. La entidad, aplicando los criterios de prudencia, decidió dotar más provisiones y anticiparse al eventual repunte de la morosidad. Dado el perfil de cliente de esta entidad, no resulta previsible que los impagos se vayan a incrementar de forma sustancial, por lo que las indicaciones que dio parecen conservadoras.

Con todo, ganó algo más de cien millones en su negocio bancario en los primeros tres meses.

Unos sencillos números sirven para entender la valoración que le otorga el mercado y sacar alguna conclusión. El Banco capitaliza 3.100 millones en Bolsa, a lo que hay que restar el valor de su compañía de seguros, que está en proceso de separación (unos 1.400 millones). Por lo tanto, su valoración sería la diferencia: 1.700 millones para un Banco que este año va a ganar aproximadamente 400. En 2020, el precio de sus acciones ha caído casi un 50%, un magnífico ejemplo de cómo el mercado extrapola el pasado sin discriminación.

Hoy, como muy bien explicó la semana pasada el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante una entrevista, la situación actual no tiene nada que ver con la crisis anterior. A la pregunta de Carlos Alsina de si era previsible una crisis financiera ante el repunte del paro por encima del 20%, Goirigolzarri comentó que no tiene nada que ver: el problema no es tanto que se vaya por encima del 20, sino cuánto tiempo está ahí. La gran crisis financiera, unida a la crisis del euro, les costó a los Bancos algo más de 300.000 millones, buena parte por riesgo promotor inmobiliarias. Hoy no tienen esos problemas de deuda porque el momento del ciclo es distinto a 2008 –el final de la mayor burbuja inmobiliaria de la historia–. A medida que el mercado entienda que la naturaleza de esta crisis es distinta y que sus consecuencias no se explican con el pasado, estos valores atacados por los inversores deberían comportarse muy bien.

Artículo publicado en ABC.

Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.