El mercado volverá a relativizar los riesgos

El rojo vuelve a dominar en las Bolsas mundiales. No hay excusas nuevas, bastan las de los últimos meses. La guerra comercial de Trump, el Brexit, el circo italiano, la desaceleración económica, la subida (o bajada, da igual) del precio del petróleo o, en clave nacional, el probable adelanto electoral, copan los titulares como explicaciones para las últimas caídas. Sin duda, el ruido es mucho. Y abstraerse no es nada fácil.

Un día parece que la guerra comercial se encauza y al día siguiente detienen a la hija de alguien y todo se va por la barranca. Italia anuncia que no cree que tenga sentido enrocarse en unas décimas y Salvini no sólo se enroca, sino que envida más. La OPEP no hace nada, la OPEP recorta. Todos los días hay alguna noticia en un sentido o en otro y el mercado se encarga de magnificarla. Los inversores se mueven a golpe de titular, sin poner ni un poco de criterio. Corremos todos de un lado para otro sin entender muy bien las razones de esta fase de locura transitoria.

La única realidad es que los riesgos se exageran. De un tiempo a esta parte, como explica muy bien el «behavorial finance» –o cómo afectan las emociones a la hora de tomar decisiones de inversión–, se le atribuye mucha mayor probabilidad a los desenlaces apocalípticos de la que realmente tienen. Como ya hemos vivido un cisne negro –Lehman, sí, nos tenemos que remontar hasta la quiebra del banco de inversión americano–, ahora pensamos que es más probable que vuelva a darse. Y lo que tenemos que entender es que los desenlaces apocalípticos tienen la probabilidad que tienen: muy poca, por no decir ninguna.

Es muy difícil saber qué va a pasar con todos los frentes que hay ahora mismo abiertos, pero lo más probable es que no se rompa nada, y si se rompiera no será tan malo como anticipamos ahora. Los italianos irán y vendrán, pero desde luego que no se van a salir una y del otra euro. vez Trump sin mayores amagará consecuencias. Los británicos algún día se caerán del guindo (o no, es el problema con las razas superiores), pero no se van a tirar por el barranco. Y así podríamos seguir. En algún momento, el mercado volverá a relativizar las cosas y poner en precio la realidad de las mismas. Siempre ha pasado y acabará pasando. Paciencia.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.