Euro, tipos y excusas

Desde la óptica de las inversiones, lo realmente importante para el futuro se podría resumir en dos puntos: el euro no se rompe y los tipos de interés van a permanecer en niveles bajos durante bastante tiempo. Estos, los tipos, representan el nuevo paradigma, pero descartar la posibilidad de ruptura del euro es la condición previa para que podamos seguir adelante con el análisis.

De hecho, si la moneda única no se ha roto en los últimos años, es poco probable que se vaya a romper nunca. Puede parecer una afirmación excesiva, pero debemos tomar conciencia del arduo camino que ha atravesado nuestra divisa. Haciendo este ejercicio podemos llegar a la conclusión de que el euro ha salido claramente reforzado de esta crisis, en contra lo que muchos pensaban. Sus cimientos económicos y políticos han demostrado ser muy sólidos, tanto que incluso los adalides del euroescepticismo están dando su brazo a torcer. En contra de sus pensamientos e intereses, el euro llegó para quedarse.

Poco a poco, todo el mundo empieza a tener claro que los tipos de interés no van a volver a sus niveles previos y las consecuencias de esta nueva normalidad en los mercados financieros son enormes. El precio del activo libre de riesgo sirve –entre otras cosas– para determinar el del resto activos financieros y, si los tipos no regresan donde estaban, vamos a pagar un precio más alto por nuestras inversiones.

Con todo, aún nos encontramos en las fases iniciales de una normalización de tipos de interés, que permanecerá de forma estructural. Y esto es de lo que deberían preocuparse aquellos que deseen invertir a largo plazo; los demás se pueden seguir preocupando por lo que traigan las portadas de los periódicos. Excusas para no invertir van a encontrar todos los días.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.