No hay excusas para dejar pasar oportunidades

Se están agotando las excusas para que la Bolsa española cierre el diferencial que se ha abierto en los últimos años con el resto de mercados desarrollados. De esta forma terminaba mi última carta a inversores publicada la semana pasada. Y es que el mal comportamiento que ha tenido en los últimos tiempos no tiene ningún sentido, y mucho menos si lo comparamos con el resto de países comparables. Especialmente sangrante resulta la comparación con Italia. Sin embargo, parece que el repertorio de excusas se está agotando y que en algún momento caerá por su propio peso. Desde el punto de vista económico no hay duda; en el frente político podríamos decir que lo peor está por detrás –aunque desde luego eso no quiere decir que el serial haya terminado–. Las valoraciones, gracias a los mejores resultados, son más atractivas y el aluvión de operaciones corporativas que se está empezando a producir nos ha puesto en el objetivo de los grandes inversores internacionales.

Puede que en las caídas recientes de las Bolsas produzcan algo de resaca. Sin embargo, viendo como están las cosas, se trata más de una oportunidad que de un riesgo.

Probablemente, cuando en unos meses tengamos algo de perspectiva, tendremos que agradecer a Trump, Facebook y Amazon el ruido de los últimos días, que ha mantenido abierta la ventana de oportunidad. Pero para agradecer las cosas, primero hay que aprovechar las oportunidades. Y una vez más, a (casi) todos se les van a escapar.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.