Expectativas y decepción por la decisión del BCE

La reciente decisión del Banco Central Europeo de no aumentar el monto de bonos que mensualmente está comprando en el mercado causó mucho revuelo en el mundo financiero. Los titulares que ha cosechado el amigo Draghi han vuelto a situarse entre la exageración propia de tiempos no tan lejanos y el más absoluto desconocimiento. Que “todo está cogido con alfileres”, que “los mercados se han convertido en drogodependientes” o  que “Mario ha perdido sus superpoderes”. Creo que se trata, cuanto menos, de un análisis poco sosegado de la intervención del presidente del BCE. En mi opinión, ha demostrado que si no han ido un poco más allá en la política monetaria actual es porque no es necesario sobrepasar medidas que, por definición, resultan excepcionales y temporales.

ABC-diciembre-jriturriagaHay síntomas inequívocos de que la medicina aplicada por los bancos centrales está siendo efectiva. Sin embargo, el presidente tampoco dio a entender que el BCE fuera a levantar el pie del acelerador, más bien todo lo contrario pues han ampliado el plazo de los estímulos que en un primer momento se había establecido. Quizá el error haya estado en la gestión de las expectativas, casi tan importantes como las medidas que realmente se aplican.

Todo apunta a que, una vez más, algunos actores del mercado llegaban a la decisión del BCE con importantes posiciones especulativas que se han visto obligados a deshacer por un tema de matiz. Mucha gente de un mismo lado realizando el mismo movimiento a la vez. Sin embargo, a pesar de la reacción de los mercados, los comentarios de Draghi son positivos ya que confirman que la economía europea coge tracción y no necesita de mayores estímulos. Algunos se han pasado de listos y se han dejado pelos en la gatera, pero no por lo que ha dicho Draghi, sino por un exceso de avaricia.

Artículo publicado en ABC

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.