Fusiones de bancos: ¿cuál es su porra?

El «run run» sigue en aumento. Prácticamente a diario hay noticias de que algo se mueve en el sector bancario. Si no es que el regulador pretende rebajar las exigencias regulatorias en los procesos de concentración, son directamente los beneficios que depararía esta o aquella fusión. De forma recurrente, algún miembro del BCE alienta abiertamente a las fusiones transfronterizas, o se filtra la recomendación de un banco de inversión sobre cual sería la mejor estrategia para Pepito o Zutanito en este entorno de concentración de entidades.

Y ya se sabe que cuando el río suena agua lleva. Es algo que el regulador quiere, que tiene sentido industrial y financiero en el entorno de magras rentabilidades actuales y las diferencias de valoración relativa entre distintas geografías lo deberían impulsar. Así que acabará pasando.

La última información que ha revuelto el patio ha sido la recomendación de un banco de inversión al BBVA: venda el banco estadounidense y cómprese Sabadell, harán ustedes un uso mucho más eficiente de su capital. Y más allá del revuelo que provocan este tipo de filtraciones a la prensa, la verdad es que tiene todo el sentido.

Y esos mismos argumentos justifican otras muchas otras operaciones. Se ha filtrado la recomendación a un banco concreto, pero hay otras que no son malas desde el punto de vista de creación de valor para el accionista, que es lo que debe motivar este tipo de operaciones. Además, hay más jugadores en la partida que no tienen precisamente vocación de claque. Las integraciones nacionales suponen una reducción de costes que aumentará los beneficios y, por lo tanto, el valor para la nueva entidad.

Hay operaciones con más sentido que otras y hay quien puede hacerlas y quien no.

Los grandes bancos son los posibles compradores, aunque entre ellos hay alguno que podría estar en los dos lados, razón por la que le interesa moverse rápido y golpear antes. Las combinaciones se me escapan. No descarten nada, la imaginación de los muñidores de estas operaciones no tiene límites. Y lo más importante es que los bancos empiezan a vislumbrar algo de luz al final del túnel por el lado de regulación y la cuenta de resultados, que era lo que necesitaban para terminar de lanzarse. ¿Cuál es su porra?

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.