Inflación: temores infundados

No hay problemas de inflación. El último dato que conocimos la semana pasada aleja los temores –por otra parte, infundados– de un repunte sostenible de los precios en España. El incremento de los últimos meses se ha debido exclusivamente a la recuperación del precio del petróleo y resulta, por naturaleza, un fenómeno temporal.

La comparación de aquí en adelante nos permitirá ver cómo los indicadores de precios caen en los próximos meses por debajo de niveles que se puedan considerar preocupantes.

Más allá del ruido de los últimos tiempos, en el que hay más intención que conocimiento, la inflación ha dejado de ser un problema. Y no se trata de algo nuevo correspondiente a esta última crisis. La contención de los precios es una de las consecuencias directas de la globalización y del incremento de los flujos migratorios. La entrada en el mundo de las economías emergentes ha generado una deflación –bajada de precios– de los productos manufacturados, un fenómeno que está lejos de revertirse. Y, por otro lado, los flujos de personas limitan el incremento de los salarios en los países desarrollados que, por definición, son economías de servicios.

Así las cosas, no hay inflación ni se la espera. Los bancos centrales pueden estar tranquilos y mantener pisado el acelerador a fondo que es, por otra parte, lo que requiere la situación.

Tal vez en Estados Unidos o Alemania se encuentren más cerca de una situación inflacionista gracias a la mejor situación de su mercado laboral. Sin embargo, los bancos centrales no van a tener prisa. Saben que la mejor forma de salir de esta es admitir algo de más inflación para ir deflactando la deuda.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.