Inflación y crecimiento al alza, las buenas razones

Aunque pueda sonar a verdad de Perogrullo, el riesgo en los mercados siempre viene de lo que no se espera. Hoy el riesgo con el que estamos a vueltas, una vez la geopolítica nos ha dado tregua, es el alcance de la desaceleración económica. La discusión se centra en cuándo entra en recesión Estados Unidos y el posible contagio de la misma al resto del mundo.

La consecuencia principal de estos temores para el mercado es el cambio de sesgo de las autoridades monetarias en su política de tipos de interés, que son los que en definitiva marcan el precio de todas las cosas –el activo libre de riesgo–. Las discusiones van desde la japonización de Europa hasta el cambio de creencia del mercado respecto a los tipos de interés, que ha pasado de descontar dos subidas en 2019 a pronosticar los primeros recortes.

A estas alturas del partido, el riesgo no es que los datos económicos sean malos, sino que –aunque resulte contradictorio– sean buenos. Me explico. Cuando todos están de un lado, que es el del riesgo de recesión, lo que «peor» puede venirle al mercado es algo que desmonte el pensamiento generalizado. Y parece que puede pasar. La semana pasada conocimos los datos de crecimiento de Estados Unidos del primer trimestre del año y, de nuevo, sorprendieron de forma positiva. Las principales economías desarrolladas siguen a pleno empleo, los sueldos suben y no hay problemas evidentes de sobrevaloración de activos que puedan provocar una reacción de los bancos centrales. En este escenario, lo lógico es que la inflación, después de varios años sin comparecer, empiece a levantar la cabeza y provoque cierta zozobra en unos mercados en los que la sensatez brilla por su ausencia.

Un repunte de las expectativas de inflación en la segunda parte del año podría ser lo que mayor impacto cause en los mercados. No es para nada preocupante. Es, por así decirlo, una vuelta a la normalidad perdida. La normalización de las curvas de tipos de interés tendrá su reflejo en los mercados, pero si es como consecuencia de lo anterior será por las buenas razones.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.