Inmobiliario: vuelve el pasado

No deja de sorprenderme la psicología humana. Hace no tanto estábamos todos con el corazón encogido, dando por sentado el fin del mundo, pensando ya en las miles de formas terribles que ese final podía a adoptar. Hoy, no mucho después, ya empiezan a aparecer las primeras voces que hablan de burbuja, en concreto en el sector inmobiliario. Ni el fin del mundo estaba a la vuelta de la esquina, como muchos trataron de hacernos creer, ni la situación del sector resulta comparable a la que tuvimos en el año 2006-07. Como suele suceder, las emociones nublan la capacidad de análisis.

20180521 EQED jriturriagaRespecto al momento que atraviesa la promoción residencial, hay muchos datos que permiten descartar un sobrecalentamiento: todavía queda mucho partido por jugar. Los precios en el residencial cayeron un 40% desde el máximo y han recuperado menos de un 20%. Evidentemente, este comportamiento no es homogéneo y se ha concentrado en sitios muy concretos: Madrid, Barcelona y Baleares han sido los motores de la misma. El número de transacciones en 2006 fue de casi 1 millón y el mínimo fue en 2013 con 300.000 casas vendidas. En 2017 se vendieron algo más de 500.000. El inicio de nuevas viviendas también ha pasado de las 850.000 de 2006 a las 35.000 de 2013. El año pasado se iniciaron algo menos de 80.000. El stock de casas sin vender se ha reducido mucho: de 700.000 en 2009 a las 450.000 actuales. En este punto interesa recordar que las casas no tienen ruedas y que muchas de ellas están en sitios donde la demanda ni está ni se la espera.

Los datos muestran, además, que, aunque el sector ha pasado lo peor, tiene por delante años de recuperación. La demanda está empezando a coger tracción y todo apunta a que va a seguir así. La macro, las condiciones de financiación, la capacidad de compra…, todo apunta a que tenemos años buenos por delante en un contexto en el que la oferta está muy por debajo de las medias históricas.

Por último, y a pesar de ser un sector muy fragmentado, importa destacar el cambio que se ha producido en el perfil de los gestores de las principales promotoras. La mayor profesionalidad y el protagonismo de los criterios financieros en sus decisiones constituyen una garantía de que, al menos de momento, no caeremos en los errores del pasado. Toca disfrutar.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.