La deuda privada, diez años después

La semana pasada, en la vorágine navideña, salía una noticia que pasó inadvertida: la deuda privada española se sitúa por debajo de la media europea.

No se trata de un asunto menor pues el principal problema de la economía española antes del cataclismo de 2008 era el altísimo nivel de deuda privada. Hoy, tras más de diez años en los que las empresas y los hogares se han aplicado, el endeudamiento es sustancialmente menor y se sitúa por debajo de los estándares europeos. La lectura que podemos hacer de este dato tiene varias aristas.

Por un lado, partiendo de los niveles actuales de deuda privada, la economía española podrá crecer más o podrá crecer menos, pero seguro que no se encuentra a las puertas de una crisis financiera como la que ya hemos superado. El ritmo de crecimiento de la economía española vendrá determinado por lo que pase en el mundo y hoy el riesgo se circunscribe casi exclusivamente a la guerra comercial y a la evolución del consumo, que depende de la evolución del empleo y de los sueldos. Pero es del todo imposible que vivamos algo semejante a lo que acabamos de dejar atrás porque, aunque la economía se contrajera, teniendo en cuenta la deuda privada actual, no resultaría en una crisis financiera.

Y, en segundo lugar, no menos importante, es que el nivel de apalancamiento del sector privado constituye uno de los mejores indicadores sobre el minuto de partido en el que se encuentra la economía española y la calidad del actual ciclo económico. En el ciclo anterior, el incremento de este indicador señaló el final de éste. Hoy, la deuda privada señala que queda mucho partido por delante y el hecho de que durante los últimos seis años hayamos crecido con el sector privado desapalancándose es el mejor síntoma de la calidad de este ciclo económico. De 2004 a 2008 cada punto de crecimiento del PIB necesitaba entre tres y cuatro del crédito; los últimos seis años hemos crecido a pulmón con el sector privado reduciendo su deuda. Queda partido por delante y muchos minutos de calidad.

Artículo publicado en ABC.

Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.