La FED, como el BCE

La semana pasada, el turno fue para la Reserva Federal americana (FED) en una jornada sin grandes sorpresas, de la que, en cierta medida, se desprenden las mismas conclusiones que obtuvimos tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE) pocos días antes.

20160321-jriturriaga-jose-ramon-iturriagaPor un lado, la presidenta de la FED dejó claro que no tienen ninguna prisa por subir los tipos de interés. No hay inflación (aunque ya veremos lo que pasa a final del año con otras comparativas de precio del petróleo), y sin duda, llegados a este punto, los bancos centrales no están dispuestos a precipitarse por muchas críticas que reciban del liberalismo de salón. Al margen del impacto que haya podido tener a corto plazo en la evolución del tipo de cambio euro dólar, han actuado tal y como se esperaba en lo que a expectativas sobre subidas de tipos de interés se refiere.

Por otro, la autoridad monetaria americana revisó a la baja las estimaciones de crecimiento para este año. Nada que no se esperara y, en parte, también la coartada que han utilizado para seguir alargando los estímulos de política monetaria. Sin ser una reducción significativa, lo más importante es que sí sea la última. Las economías emergentes, o al menos gran parte de ellas, parecen haber hecho suelo y ya es posible apreciar la recuperación en algunos casos. Los precios de las materias primas, con el petróleo a la cabeza, han recuperado en las últimas jornadas y parecen dejar atrás los mínimos. A partir de ahí, el ruido que ha invadido los mercados últimamente debería quedar relegado al pasado y las bolsas, más allá de la volatilidad que producen la evolución del tipo de cambio, tendrían que continuar poniendo en precio unos fundamentales sobre los que no se ha hablado mucho en los últimos tiempos.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.