Riesgos: viejos conocidos

Aunque me consta que me tienen por un irredento optimista, sin ningún ánimo de hacerles cambiar de opinión al respecto, quiero repasar en pocas líneas los que en mi opinión son los principales riesgos para los inversores de cara a los próximos meses.

La mayor parte son de corte político. El mayor, como parece lógico, sería que en las elecciones francesas finalmente saliese victorioso un candidato populista, de un extremo u otro. En lo que toca a la política nacional, no resultaría nada positivo que ganara el también candidato populista en las primarias socialistas; sería una victoria contra el aparato y contra las estadísticas, pero el 21 de mayo veremos. El manido brexit sigue latente, mientras que la posibilidad de una salida sin acuerdo –hard brexit- resulta remota. Habrá que ver cuál es la postura del nuevo gobierno británico tras las elecciones del 8 de junio. Y por supuesto, Trump: con él las dudas están en si llegará hasta donde quiere en lo que a la reforma fiscal se refiere, o si pasará en lo que respecta al comercio global; con todo, me reconocerán que no es tan fiero como lo pintaban.

Sobre la economía global, por un lado, están los bancos centrales y la reacción de los mercados ante cambios en sus políticas, ya sea –como en el juego de las siete y media– porque se perciba que se han excedido o que se han quedado cortos. Y, por otro lado, el riesgo es que el reciente optimismo sobre la recuperación económica se trunque y regresen los fantasmas sobre el estancamiento secular.

No se me ocurren muchos más, sin embargo, son precisamente los riesgos que hoy no conocemos los que mayor impacto tendrán en los mercados, todos los que yo he tratado son viejos conocidos.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.