Se abre el baile de fusiones con Unicaja y Liberbank

Las conversaciones –más o menos avanzadas– sobre la fusión de los dos bancos son un pequeño anticipo de lo que se nos viene encima los próximos meses. Este primer movimiento es claramente una jugada defensiva. Ganar tamaño para tener la iniciativa y evitar acabar en terceras manos. En el entorno actual de bajas rentabilidades y altas exigencias regulatorias, resulta necesario un mínimo tamaño para sobrevivir. Mientras, las entidades más pequeñas lideran el movimiento para tratar de tener voz en todo este proceso.

Esta jugada, la fusión de dos o más bancos pequeños que provienen de las antiguas cajas de ahorro, era una de las posibilidades que se barajaba, pero no la única. Los números son claros y el sentido financiero también: sinergias en costes y ganar tamaño relativo.

Sin embargo, hay más posibles encajes. El baile, de momento, es de los bancos españoles, pero dará el salto a Europa seguro. Del BBVA para abajo –esto es, sólo se libra el Santander–, todos los bancos españoles son susceptibles de participar en la ola de operaciones corporativas que ya está lanzada. Las quinielas son muchas y la foto finish es difícil de anticipar. Los primeros que se los acabar entidad han fijos lanzado integradas de mayor. la quiniela a Caixabank la en pista alguna para eran y BBVA son, Banco a priori, Santander los compradores. tiene su mirada puesta fuera de España porque aquí ya tiene los deberes hechos.

Y Bankia será protagonista de algo, pero su rol lo tiene que decidir el Gobierno, que no parece que tenga el horno para bollos (por ahora). En cualquier caso, hace pocos días, la ministra Calviño, replanteaba de Economía, con Nadia acierto la privatización cuando enfatizó que la participación del FROB tiene mayor valor si la entendemos como una participación de control, lo que es diametralmente opuesto al planteamiento seguido hasta ahora.

Así las cosas, una eventual fusión con BBVA o Caixabank –esta última sujeta a reticencias políticas– además de lógica para los accionistas, tendría lógica estratégica: supondría la creación de un grupo capaz de participar en la consolidación financiero europeo. Y por el medio, los demás.

Sólo recordar que el último gran baile del sistema con financiero español comenzó con una opa hostil del Banco de Bilbao sobre el Banesto que dirigía el todopoderoso Mario Conde. Ese fue el pistoletazo de salida y el final del baile no tuvo nada que ver con el principio.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.