Sin cambios en los tipos de interés

El hecho de que esta crisis no tenga culpables directos ha facilitado una respuesta mucho más rápida y determinada por parte de todos. A la hora de adoptar las medidas necesarias no ha habido problemas de índole moral como en ocasiones anteriores.

El Banco Central Europeo, dirigido por Christine Lagarde (en la imagen), es un ejemplo claro. Con su respuesta monetaria ha demostrado que tenía la lección bien aprendida tras la última crisis. El tiempo de respuesta y el alcance de las medidas no tienen nada que ver con lo que vivimos hace unos años. Y hace diez días, en su reunión mensual, la institución anunciaba un incremento del programa de recompra de bonos y una ampliación de los plazos de ejecución.

Pero quizá lo más importante no fue lo que hicieron sino lo que dejaron de hacer: no tocaron los tipos de interés. A pesar de las circunstancias extraordinarias como las actuales, las medidas que están adoptando no siguen la senda de las bajadas de tipos. Sin decirlo, es una enmienda a la totalidad de las políticas de tipos de interés negativos.

Estamos en un punto en el que los inconvenientes de esas políticas son mucho mayores que sus eventuales ventajas. Está muy bien que salgan del rincón en el que ellos solitos se metieron. En esa línea, Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión bancaria del BCE, señaló la semana pasada que la banca europea podrá repartir dividendos extraordinarios o llevar a cabo operaciones de recompra de acciones propias para premiar la paciencia de los inversores. Por lo tanto, la restricción actual de no pagar dividendo se limitará a un retraso de un año y no a su cancelación.

Esta noticia, que pasó bastante desapercibida, resulta muy relevante para las entidades financieras y constituye un síntoma claro de que el supervisor empieza a comprender que estrangular a la banca, ya sea con los tipos negativos o con limitaciones arbitrarias, no es el mejor camino para que actúe como correa de transmisión de la política monetaria. También ayudará a que el sector deje de ser la piñata de los mercados.

Artículo publicado en ABC.

Sígueme

José Ramón Iturriaga

Gestor de los fondos de inversión Okavango Delta FI, Kalahari FI y Spanish Opportunities. También gestiona el plan de pensiones Okavango PP. Es socio de Abante Asesores y colabora habitualmente con medios de comunicación como ABC y OndaCero, entre otros.
José Ramón Iturriaga
Sígueme

Latest posts by José Ramón Iturriaga (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.