Terror y mercados

Resulta casi inmoral, después de lo sucedido, tratar de explicar cuáles pueden ser las implicaciones para los mercados. Sin embargo, resulta inevitable. Y, aunque el mantra de que el dinero es miedoso está muy extendido, la experiencia nos demuestra que este tipo de bestialidades tienen escasas consecuencias en los mercados. Fundamentalmente porque no generan daños colaterales de calado en las bases del ciclo económico. Y los ejemplos han sido desgraciadamente muchos durante los últimos años. Y ninguno de ellos, en las distintas versiones que el mundo ha sufrido, han tenido mayores implicaciones económicas.

Leer más