Yellen, por fin

La subida de tipos de interés en Estados Unidos, tan comentada y anticipada, llegó por fin. Tras algún amago, la Reserva Federal americana subió los tipos de referencia y el mundo siguió girando. Llegados a este punto, otro retraso hubiera suscitado demasiadas dudas sobre la fortaleza de la economía americana y la posibilidad de cumplir con el calendario previsto. Se pone fin a un periodo extraordinario en la política monetaria.

Sin embargo, este final llega porque las políticas aplicadas han funcionado, principal conclusión del experimento monetario. Y tal vez este sea un buen momento para reconocer el mérito que han tenido los bancos y banqueros centrales para sacarnos de la peor crisis financiera de los últimos tiempos. De la misma forma, algunos deberían reconocer que los males que anticipaban como consecuencia de estas políticas no se han realizado. Aunque siempre quedará el argumento de que no se han aplicado durante el tiempo suficiente…

El proceso de normalización de los tipos de interés va a ser lento debido a la ausencia de presiones inflacionistas. Y en los próximos meses, a medida que vayamos teniendo claro que el mundo no descarrilará tampoco en esta ocasión, seguramente empecemos a centrarnos en lo importante: el nivel en el que los tipos de interés se van a estabilizar. Y esta es la clave, porque el precio de todos los activos se fija en función de lo que paga el activo libre de riesgo. Por tanto, y a pesar de lo que se pueda pensar, la decisión tomada por la señora Yellen y demás miembros del consejo de la FED ha sido una buena noticia para el mercado.

Además, los mejores datos de actividad económica están aún por llegar, lo que permite pensar que el año que está a punto de comenzar va a ser mejor de lo que muchos inversores esperan.

Artículo publicado en ABC.

José Ramón Iturriaga
Últimas entradas de José Ramón Iturriaga (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.